Home / work-club / Puestos de trabajo flexibles. Ventajas e inconvenientes

  • admin
  • 1 Vistas
  • 0 Comment
  • autonomos - coworking - efectividad - eficiencia - emprendedores - emprender - emprendimiento - flexibilidad - nomadas - puestos flexibles -

En primer lugar hay que definir, de forma abreviada, que son los puestos flexibles. Estos puestos de trabajo son puestos de trabajo tradicionales, en espacios compartidos con otros autónomos, emprendedores y micro-empresas, que no están asignados a ninguna persona o empresa y que, por lo tanto, son usados por varias personas de forma flexible.

Por ello, los puestos de trabajo flexibles son perfectos para trabajadores nómadas. Los trabajadores nómadas son todos aquellos que están equipados tecnológicamente para trabajar en cualquier lugar y que realmente lo hacen. No tienen oficina fija. Trabajan en casa, en cafeterías, en sus viajes, en oficinas de clientes y proveedores.

En este articulo vamos a tratar la teoría de las ventajas y los puntos en contra de los puestos de trabajo flexibles.

En Holanda se han realizado estudios en donde se muestra que aquellos nómadas que colaboran entre ellos ganan en facturación, aumentan su productividad, amplían su red de contactos, intercambian conocimientos y aportan más innovación. Desconozco si este tipo de estudio se haya realizado en España. No obstante, mi intuición me dice que se puede aplicar también a nuestro mercado nacional.

 Ventajas para emprendedores

–       Un mejor balance entre la vida privada y profesional. Gracias a poder trabajar en puestos de trabajo flexibles puedes evitar estar trabajando en una casa que compartes con tu pareja y/o niños. Una buena separación entre tu vida privada y profesional es beneficioso en muchos aspectos, pensad en la rutina, disciplina, consistencia, continuidad, concentración, etc.

–       Aumenta tu red de contactos. Durante el tiempo que trabajas en los puestos flexibles (también conocidos como puestos no asignados o puestos compartidos) tiene la oportunidad a conocer otras personas con tu mismo perfil y cada uno de ellos con su propia red de contactos. Esto ofrece situaciones de colaboración en donde fácilmente puedes amplíar tus contactos. Al mismo tiempo se evita el aislamiento individual a no tener que trabajar siempre en tu casa.

–       Más opciones. Al trabajar en oficinas con puestos flexibles te da la opción de elegir los puestos que se adaptan mejor a la actividad que tienes que realizar en un momento dado. Si es trabajo común, lo puedes hacer desde un puesto en bancada. Pero si es un trabajo que requiere un estado de silencio para poder concentrarte mejor puedes elegir las cabinas de trabajo que hay para ser más productivo. El hecho de tener más opciones aumentan tu estado de satisfacción que a su vez hace que funciones mejor en todos los demás aspectos.

–       Compartir conocimientos. Al trabajar en los puestos flexibles conoces a otros profesionales que están especializados en diferente sectores y/o materias. De este modo ganas conocimientos en general de otros sectores y materias que te van ayudar a ser un profesional con más conocimientos.

–       Profesionalización. Si deseas recibir a tus clientes, contactos y/o proveedores, es mucho más profesional hacerlo en unas oficinas bien equipadas que hacerlo en tu casa o en una cafetería. Es importante poder disponer de espacios de reunión con equipamientos profesionales.

 Ventajas para empleadores

–       Menos costes de tu infraestructura. Evitas realizar inversiones en el equipamiento de una oficina por lo que evita amortizaciones en tus balances que a su vez mejoran el rendimiento global de tu empresa. Algo importante cuando buscas algún tipo de financiación. Además, pagar por uso supone siempre un coste inferior que los costes fijos de explotación de unas oficinas (alquiler, comunidad, suministros, IBI, etc.). Menos inversiones y menos gastos fijos.

–       Menos traslados desde tu casa a la oficina. Solo vas a elegir un puesto flexible que esté bien comunicado y/o más cercano a tu casa. Por lo que ganaras en los tiempos que pierde en los viajes entre tu casa y tu oficina. Sin contar, aunque sea solo un granito de arena, la aportación al medio ambiente.

 Ventajas para Ambos

–       Aumento de la productividad. Estudios en Holanda han mostrado que el 70% de los usuarios de puestos flexibles ganan en productividad. Cuando se trata de periodos más largo, este ratio aumenta ya que a la larga, trabajar en casa no es productivo. El tiempo que uno pierde en el viaje de casa al trabajo es compensado con creces por las distracciones no deseadas que se experimentan cuando trabajas en casa.

–       Saludable. El mismo estudio holandés indica que los profesionales que trabajan en puestos flexibles, duermen una media de 52 minutos más por día. Seguramente, se podrá extrapolar al mercado español. Trabajar en puestos flexibles frente a trabajar en casa hace que duermas mejor, te sientas más sano, tenga más energía y sufras menos estrés.

 Puntos en contra

–       No eliges el diseño de la oficina. Unos de los factores que influyen directamente en la productividad individual es el diseño de los puestos, su distribución y el diseño en general de la oficina. Al ser un espacio de un tercer, no tienes opción de elegir el diseño que más se adapta a tu empresa o proyecto empresarial. No siempre refleja los valores que deseas transmitir a tus clientes. Pensad en un abogado y en un diseñador de páginas web.

–       Menos privacidad. El hecho de compartir espacios de trabajo con otras personas de otras empresas hace que tengas una sensación de exposición a terceros. Sin olvidar, cuando tienes una conversación telefónica con un cliente, un proveedor u otro hace que, dependiendo del tema a tratar, se pierda privacidad. Todo esto puede influir negativamente en tu productividad.

–       Concentración. Cuando un compañero de trabajo habla muy fuerte por teléfono es más fácil darle un toque. Cuando es una persona de otra empresa que comparte el espacio contigo, es más difícil. Esto puede afectar la concentración en los espacios abiertos.

Conclusión y Propuesta

Trabajar en casa es una opción válida y sin duda la más económica. Pero no es el mejor entorno para llevar a cabo tus actividades profesionales. Poder trabajar cuando tu quieras en un puesto de trabajo flexible te da eficiencia, efectividad y flexibilidad.

No tienes que realizar ningún tipo de inversión. No tienes gastos fijos altos. Tu tienes las herramientas para ajustar el coste ajustando el tiempo que pasas en esos puestos de trabajo. Esto de aporta una eficiencia económica en tu proyecto empresarial.

Para los trabajadores nómadas es muy importante poder seguir siendo nómadas sin que afecte a los costes. Es decir, el nómada tiene que tener la libertad para poder elegir Cuando, Cuanto y Donde trabajar.

Para todos aquellos que desean experimentar poder trabajar en puestos flexibles en unas oficinas profesionales y en una ubicación a escasos metros de la Puerta de Alcalá y el retiro, envíanos un email o llámanos y te regalamos esa experiencia. Esto vale también para todos que no vivan en Madrid y desean experimentarlo también.

En España, workClub Madrid es posible el único centro que realmente ofrece puestos flexibles con una filosofía de pago por uso.

Os esperamos.

0 Comments
Leave a comment