Home / Uncategorized / ¿Podemos medir la productividad de las oficinas?

  • Eduardo Núñez
  • 1 Vistas
  • 0 Comment
  • No tags

Los arquitectos, promotores, ingenieros y otros que en su conjunto son responsable del diseño de los inmuebles de oficinas no siempre llegan a crear oficinas que ofrecen un entorno perfecto en el sentido de que sus usuarios, los empleados de las empresas o clientes del departamento del Facilities Management, puedan disfrutar de un entorno en donde sus prestaciones en general sean óptimas. Hablamos de la productividad de la plantilla de las empresas que operan en oficinas.

Debemos resaltar que la productividad es un término difícil de evaluar o medir en estos entorno. Todos conocemos estudios que muestran de forma evidente que la temperatura o los niveles acústicos tienen un efecto influyente en el rendimiento de las personas. Pero una oficina no solo es temperatura, ruido, iluminación, diseño, distribución, etc., es también la cultura de la empresa, la cultura de los mandos intermedios, la organización, etc. Es decir, que hay tantos factores que influyen, que hace que es prácticamente imposible medir la productividad.

Dicho esto y partiendo de oficinas ya diseñadas, construidas y equipadas, sabemos que los usuarios de estas oficinas sí se ven afectados por problemas de salud, confort y de prestaciones.

¿Entonces que podemos hacer, los jugadores en el mundo del facilities, para medir por lo menos las deficiencias?

La cuestión es conocer donde estamos, cómo es nuestro entorno de trabajo y que aspectos son mejorables y de este modo poder diseñar e implantar mejoras o así cómo medir el resultado de las empresas externas que ofrecen soluciones y mejores entornos mediante filosofías de nuevas formas de trabajar y similares.

Habrá, posiblemente, algunas formas alternativas de medir estas mejoras. No obstante, nosotros ofrecemos una metodología, única e innovadora a nivel europeo, que incluye todos los parámetros que influyen en el confort, salud y productividad de los usuarios de oficinas. Al tener en cuenta todos los aspectos, evitamos que un estudio llegue a conclusiones erróneas debido a la falta de una visión global de los entornos de trabajo. Dicho de otra forma, una evaluación, por ejemplo, de las condiciones acústicas, los problemas acústicos debido a la ubicación del inmueble, ruidos de instalaciones o espacios en el interior, ruidos de compañeros, ruidos de visitantes, etc. declare una insatisfacción de algún aspecto acústico cuando la carga de trabajo, estado emocional de los empleados, problemas de iluminación u otro aspecto sea la causa real del problema.

No debemos caer en manifestar conclusiones de problemas si no estamos seguro de la causa. Partiendo de una conclusión errónea, podemos llegar a invertir en una implantación de mejora que nunca dará resultados, dejando la deficiencia del entorno de trabajo y perdiendo una inversión que jamás será recuperada. Sin hablar de la imagen del profesional a cargo de esas medidas y su reconocimiento interno en las empresas.

Disponemos de una herramienta, el ERI (Evaluación del Rendimiento de Inmuebles), desarrollada por nosotros y que mide todos los parámetros del entorno y que esta alineada con filosofías del EFQM y el ciclo de Deming (PHVA- Planificar, Hacer, Verificar y Actuar). De los más de 100 indicadores que destacamos en el informe, cada uno de ello tiene el correspondiente benchmark para saber donde nos encontramos y que mejora potencial tenemos con el fin de mejorar. Igualmente, destaca aquellos indicadores por encima del benchmark que sirven para desarrollar políticas a implantar en otros inmuebles bajo nuestra gestión. El benchmark de todos los indicadores provienen de los resultados de todos los inmuebles de oficinas que evaluamos. En un futuro muy próximo, cuando tengamos un volumen de evaluaciones importantes, vamos a poder ofrecer el benchmark sectoriales y por tipos o categorías de inmuebles.

Definitivamente, el ERI, es una muy buena herramienta que ayuda a profesionalizar nuestra gestión. www.erifm.com

Reservad el próximo 24 de Febrero en vuestra agenda para atender a la presentación del ERI en Madrid.

 

0 Comments
Leave a comment